México ante la necesaria diversificación, una mirada a su relación con Corea del Sur

México ante la necesaria diversificación, una mirada a su relación con Corea del Sur

En las últimas semanas, mucho se ha hablado sobre la casi inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y sobre la necesidad de que México diversifique sus relaciones, tanto comerciales como de cooperación, con otros países y regiones del mundo. Ambos temas cobran relevancia luego de las amenazas del recién electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En México, como en otras latitudes, se debate respecto a las siguientes acciones y estrategias para hacer frente a los probables cambios en la política exterior y comercial de la Unión Americana.

Precisamente, en las instalaciones del Senado de la República, el 16 de noviembre de 2016, en el marco del “Seminario sobre la Cooperación Bilateral entre México y la República de Corea” se reflexionó sobre este posible Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México y Corea del Sur, evento que coincidió con la realización de la XXIV Cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC)[1] en Lima, Perú. En un contexto de importantes desafíos que enfrenta la globalización, en especial por crecientes posiciones nacionalistas y proteccionistas; la relación entre estos dos momentos radica en el compromiso de llevar a cabo -en APEC- las comisiones temáticas para la definición de los componentes que habrían de integrarse a un TLC. Además, cobra relevancia por el interés de que México  fortalezca sus relaciones con países como China, Japón y Corea, así como de una mayor integración con los países del sudeste asiático.

Es sabido que actualmente -a nivel mundial- la región que más crece y mantiene prometedores pronósticos de desarrollo es Asia[2]; sin embargo, de todos los TLC que México ha suscrito (11 con 45 países), solo uno corresponde a un país asiático, Japón. No obstante, pese a la falta de TLC, el comercio y la cooperación técnica y cultural con países como China y Corea han ido en aumento. En este contexto, y debido a la recién incentivada relación entre México y Corea, vale la pena considerar algunas implicaciones que tendría un TLC entre ambos países.

México y Corea tienen relaciones bilaterales de más de 50 años (desde 1962), en los últimos años esta relación se ha incrementado a través de diferentes intercambios comerciales; se ha buscado evolucionar de la parte económica al diálogo político y -consecutivamente- hacia la cooperación (en dimensiones como la educativa y la cultural). Solo por mencionar algunos datos, la relación se remonta a 110 años -desde la primera migración de coreanos a Yucatán-; como decíamos, mantienen 54 años de relación bilateral y 10 años del Acuerdo de Asociación Estratégica (2006), con el cual, se implementaron acciones de cooperación económica y técnica.

En el aspecto económico, Corea es el sexto socio comercial -a nivel mundial- para México, es el tercero de la región de Asia-Pacífico. Además, ambos países convergen en iniciativas que buscan generar mecanismos de cooperación para hacer frente a problemas globales como MIKTA[3] junto a Indonesia, Turquía y Australia; además de ser miembros del G20, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y APEC -como se dijo al inicio-. Por otra parte, dado los TLC que cada uno ha establecido, en sus propias regiones, representan un importante eslabón para el acceso a nuevos mercados; Asia-Pacífico, para México; y América y Europa, para Corea.

Sin embargo, actualmente, del 100% de las exportaciones mexicanas solo el 2.8% van a Asia y, de ese porcentaje, solo el 0.7% se dirige a Corea del Sur[4] –; por ello, de acuerdo con diversas declaraciones, de ambos gobiernos, el TLC permitirá reducir las barreras arancelarias y no arancelarias para incrementar el comercio entre ambos; procurará la protección y la difusión de las inversiones; así como la realización de licitaciones públicas abiertas; trabajará en pro de la protección de los derechos de autor; así como el apoyo inversiones conjuntas. Por supuesto, ante la imperiosa necesidad de México de diversificar sus mercados, posicionar sus productos en Corea es uno de los principales objetivos del TLC; por su parte, México serviría como plataforma para que Corea llegue hacia los países al norte y sur de América.

Para Corea, México representa el primer socio comercial en América Latina y es el décimo importador de productos coreanos a nivel mundial; además, Corea es el segundo país de Asia con mayor inversión extranjera directa en México, actualmente existen más de 1,700 empresas coreanas, generadoras de alrededor de 50,000 empleos manufactureros en México. Por ello, otro de los propósitos del TLC será detonar la cooperación interindustrias.

De manera especial, un sector de interés para ambos países es el agroindustrial; para México representa un importante número de ingresos y de empleos; que coincide con el interés de Corea de invertir y participar en este sector, por ejemplo, el Banco Coreano de Exportación e Importaciones está en proceso de invertir en la generación de un agroparque en las costas de Jalisco; con este tipo de negocios, la intención es construir y fortalecer las redes de logística, el procesamiento, la distribución y exportación de productos agroindustriales con mayor valor agregado.

Además, de acuerdo con el Dr. León Manríquez, coreanólogo especialista de la UAM-Xochimilco, es preciso reconocer que -más allá de la firma del TLC entre México y Corea o la ratificación del TPP- existen varias tareas pendientes para México; aquellas relacionadas con el desarrollo de una política industrial, de la integración y fortalecimiento de cadenas productivas; de la mayor difusión y apoyo para las oportunidades comerciales; complementariamente a una mayor inversión en investigación y desarrollo; así como la incorporación de proveeduría local en las negociaciones comerciales; por si fuera poco, México tiene pendiente la diversificación de mercados aprovechando los TLC ya firmados.

Finalmente, no se puede perder de vista que será preciso llevar a cabo negociaciones claras y adecuadas para ambos países, ya sea con eliminación total o gradual de aranceles a las exportaciones, además de la definición de sectores estratégicos; ante este panorama, México podría beneficiarse de la transferencia –recepción- de tecnología y la oportunidad de escalar hacia una cooperación que sea multidimensional.

Seamos sinceros, el dilema de la diversificación de las relaciones es una condición que debió de haberse realizado desde hace más de 20 años, sin embargo, aunque vamos tarde, confiemos en que se tiene mayor experiencia y claridad de los impactos que el libre comercio implica. Sobre todo, haciendo un voto de optimismo pensemos que en alianza con los miembros de APEC se trabajará por alcanzar un desarrollo equitativo, inclusivo y sustentable, tal como se ha establecido en la declaración de esta pasada reunión; pensemos también en el importante avance de que los países asiáticos han dado muestra, quizá México tenga mucho que aprender y aprovechar para avanzar en el salto que lleva suspendido desde hace más de dos décadas.

Algunas referencias

  • Notas del “Seminario sobre la Cooperación Bilateral entre México y la República de Corea”.  Senado de la República, 16 de noviembre de 2016.
  • Notas del Segundo Diplomado de Estudios Sobre Asia, SUEA-UNAM, 2016.
  • The Global Competitiveness Report 2016-2017                                                                                                                                                                http://www.cdi.org.pe/pdf/IGC/2016-2017/the_global_competitiveness_report_2016-2017.pdf

Páginas web consultadas

  • Senado de la República                                                                                                                                   http://comunicacion.senado.gob.mx/index.php/informacion/boletines/32540-la-relacion-comercial-entre-mexico-y-corea-del-sur-debe-acrecentarse-senala-senador-teofilo-torres.html
  • APEC                                                                                                                                                                                                                                                                                    www.apec.org
  • APEC Perú 2016                                                                                                                                                                                                                                                            www.apec2016.pe
  • Presidencia de la República Mexicana                                                                                                                                                                                             http://www.gob.mx/presidencia
  • Embajada de México en Corea                                                                                                                                                                                                   www.embamex2.sre.gob.mx/corea/
  • Embajada de Corea en México                                                                                                                                      http://mex.mofa.go.kr/worldlanguage/america/mex/main/index.jsp

[1] Foro multilateral,  creado en 1989, cuya finalidad es consolidar el crecimiento y la prosperidad de los países del Pacífico, en temas relacionados con el intercambio comercial la coordinación económica y la cooperación entre sus integrantes. Es un mecanismo de cooperación y concertación económica que, en sus principios, busca fomentar un crecimiento económico inclusivo, equitativo, sustentable e innovador. Actualmente, cuenta con 21 países miembros, entre ellos Australia, Brunéi, Canadá, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Nueva Zelanda, Filipinas, Singapur, Tailandia, Estados Unidos, República de China, Hong Kong, China, México, Papúa Nueva Guinea, Chile, Perú, Rusia y Vietnam.

[2] De acuerdo con el Índice de Competitividad Global 2016-2017 del Foro Económico Mundial, en la región del Asia Pacífico se encuentran tres de las 10 economías más grandes a nivel mundial -China, Japón e Indonesia-; adicionalmente, el Sur de Asia continua su tendencia a la alza y mejora la competitividad en la mayor parte de la región.

[3] MIKTA es una asociación que, de alguna manera busca hacer frente a los denominados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) con el objetivo de poner atención en problemas globales, como el cambio climático, la sostenibilidad y la seguridad. En el seno de MIKTA se han generado recomendaciones para los países miembros y se han tenido reuniones en las que se aceptan las iniciativas conjuntas.

[4] De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía de México, al cierre del 2015 se exportaron 2,815,846 millones de dólares y se importaron 14,633,042 millones de dólares de productos coreanos.

Sobre la autora:

Maribel Hernández Flores. Licenciada en Administración por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Tiene experiencia en la planeación, coordinación y evaluación de políticas públicas en materia de desarrollo social; actualmente es Coordinadora de Vinculación y Gestión del Conocimiento en el CGCID.

DR © CGCID 2016.